Uta Weyand es visionaria y con ello persigue una meta muy concreta en su vida:  la libertad de moverse dentro de un equilibrado tritono compuesto de aprendizaje, creatividad y enseñanza. Desde el inicio de sus estudios en diversas Escuelas Superiores de Música y después de haber adquirido durante más de 15 años una valiosa experiencia pedagógica, le acompañaba constantemente el deseo de crear un método novedoso para las generaciones venideras. En el año 2007 consiguió poner en práctica su idea original fundando  la PIANALE Academia de Piano.

Esta PIANALE Academia de Piano combina cursos magistrales de piano con cursos de idioma así como con una serie de conciertos destinados a jóvenes artistas.  La finalidad consiste en la preparación de estudiantes de piano para su futura vida profesional como músicos creando las mejores condiciones para su formación continuada y planificación futura. Todos los estudiantes disfrutan de una enseñanza musical impartida por pedagogos de reconocimiento internacional y prestigiosos pianistas concertistas. Diferenciándose de otros cursos maestros con la participación de varios profesores, la PIANALE Academia de Piano ofrece a sus alumnos un mínimo de dos unidades académicas por cada uno de sus profesores. Con esta práctica todos los estudiantes pueden experimentar los diferentes métodos aplicados por cada uno de los profesores y seguir los consejos recomendados por estos catedráticos facilitándoles de esta manera  los caminos para la ampliación de sus estudios tanto en su propio país como en el extranjero.

Gracias a la colaboración del instituto de idiomas Inlingua Sprachschule Fulda existe la posibilidad de participar en prácticas profesionales de lenguas extranjeras o bien de iniciarse en el aprendizaje de un idioma nuevo. Complementariamente, estos cursos sirven de preparación para diversos exámenes de idiomas (p.e. Toefl) que forman una condición imprescindible para los estudios en el extranjero a base de programas de intercambio internacionales, como DAAD, Fulbright o Erasmus.

La celebración de los conciertos se organiza en forma de un concurso premiando a los mejores participantes con  becas y actuaciones en otros conciertos.